domingo, 6 de enero de 2008

Herencia familiar

Post ideado hoy en la tarde, mientras estaba en el carro, rumbo a mi casa (regresando de la casa de mi tia). A ver qué sale.



Hoy domingo 6 de enero, celebramos el cumpleaños de mi abuela (paterna) con (casi) toda mi familia. O sea la familia Rodríguez (que es el apellido de mi abuelo).

Mi abuela falleció hace casi diez años, pero todos la tenemos presente siempre. Es una adoración y un cariño inmenso, inmensurable, pero totalmente sincero y merecido.

Al llegar a casa de mi tía, donde fue el almuerzo este año, vi un montón, una cantidad exorbitante de niños, hijos de mis primos y, sobretodo, primas.

Fue entonces cuando recordé lo que tantas otras veces había pensado: la continuación del apellido de la familia (que por lo demás, es un apellido súper común).

Pensé también en cómo hay apellidos que simplemente desaparecen.

Por ejemplo, por parte de mamá, mi abuelo tuvo tres hijas. Yo llevo su apellido (Dueñas), pero mis hijos, si es que los tengo, ya no… y así el apellido se perderá.

En el caso de mi familia paterna, es algo diferente.

Mi abuelita y mi abuelo (a quien no conocí porque murió cuando mi papá tenía 10 años), nacieron y vivieron en un lugar llamado Simbal, en Trujillo.

Como ocurría a menudo en tiempos pasados, mis abuelos tuvieron muchos hijos: DIEZ.

Mis tíos(as) son: Margarita, Virginia, Digna, Adelina, Elsira, Nimea (?), Paula, Javier y Abelardo. El otro hermano es José, mi papá.

Como se puede leer, tengo muchas tías: siete. Estás tías, siguiendo la “línea” de mis abuelos, han tenido varios hijos (sobretodo mujeres), y casi todas ya tienen nietos (e incluso bisnietos). Pero estos últimos ya no llevan el apellido.

En cuanto a los hombres, los que se supone que llevaran el apellido, sólo quedan dos.

Abelardo, uno de los hermanos mayores, se fue tras una mujer hace muchos años, antes que yo naciera, y nunca más volvieron a verlo. Todos lo dan por muerto.

Entonces, sólo quedan mi tío Javier y mi papá.

Mi tío tiene dos hijas y un hijo, Martín. Mi papá, tiene una hija y dos hijos (uno de ellos soy yo).

Si reunimos a toda mi familia, somos más de cien. Hoy escuché que una de mis tías tiene, entre nietos y bisnietos, como 16. Creo que mi familia es ninfomanía.

De esos más de cien, sólo quedamos tres hombres que pueden mantener el apellido vivo: mi primo Martín, mi hermano y yo.

En este momento, a esta edad, no me interesa tener hijos, y muchas veces he pensado que tampoco me interesaría mucho tenerlos en un futuro. Pero quién sabe.

La familia, a manera de broma (espero), nos ha dicho que nos “pongamos las pilas”.

Hoy en la tarde, mientras me divertia y estaba tan a gusto escuchando a mi familia converzar y bromear, y viendo como los niños corrían y jodían como mis primos y yo lo haciamos años atrás, me di cuenta de algo:

que sólo nos queda, a los tres encargados, tirar como locos para mantener el apellido, y no borrar de la faz de la tierra a la estirpe de los Rodríguez, que tanto esfuerzo (sobretodo sexual), les costó a mis ancestros crear.


(P.D. En realidad, como familia, no vamos a desaparecer. Con tanto niño que vi hoy, y los planes de seguir trayendo más gente al mundo de mis primos, creo que es muy dificil que esto termine. Felizmente.)

7 comentarios:

Diana Chávez dijo...

Cierto, cierto. Yo voto porque se frene la reproducción en serie, al menos por un tiempo. Sobretodo si los osos polares se están ahogando y no sabemos si nuestros critters van a tener agua en 20 años. Ja!

TRuLy dijo...




"Creo que mi familia es ninfomanía."

JAJajajajajjaa que mate de risa!


Oye algo asi pasa en mi familia, todas nuestras esperanzas estan en un primo mio... y en un sobrino que tiene 6 anhos... cha que.. ojala se reproduzcan como locos!!


Beshote!!


Nara dijo...

No te quiero perder el rastro, así que te dejo mi nueva dirección:

http://sensacioneslibres.blogspot.com/

Un besazo!!!

Franz Aguilera dijo...

Te olvidaste de mencionar a tu tio, a quien le debes tu nombre, un venezolano, cantante ochentero, un melenudo, que le gusta gritar a la gente en melodia: agarrense de las manooooos.... Tu tio el artista: el puma.

SNM

Rosa Matias dijo...

"Creo que mi familia es ninfomanía". jajaja muy buena.
"sólo nos queda, a los tres encargados, tirar como locos para mantener el apellido" jajaja rebuena.
Lindo post. Te visitaré mucho más seguido

TRuLy dijo...



Pase a dejarte un beso fugaz!


MUa!

Valentín dijo...

Buen blog, temas interesantes para leer.
congratulations!